OPUR 

Organización Por la Utilización del Rocío

(Asociación sin fines de lucro)

Pagina de inicio Nuestros socios Cómo afiliarse  
Publicaciones

              Para contactarnos


.

 

El rocío, una fuente de agua pura

     El rocío es una fuente de agua pura, a menudo modesta, pero que puede revelarse como un aporte esencial en las zonas donde el agua dulce escasea : los desiertos. Muchos países calurosos sufren de falta de agua. Sin embargo, sus niveles de agua en la atmósfera a veces es considerable.
    El hombre comenzo muy temprano a tratar de recolectar el rocío para alimentarse de agua dulce. También se dió cuenta que el agua podía surgir de una manera inexplicable. Existen varios testimonios, legendas que nos hablan del rocío captado de forma artificial.
    Por ejemplo, en la estepa de Tourane de la ex-URSS, se encuentra un gran terraplén artificial en piedras machacadas. En la cima de este terraplén, construcciones del culto escita son visibles. Mas abajo a un 1,50 m, se encuentran dos fuentes de agua muy puras y frías donde el agua corre siempre de una manera abundante. Lo quo es sorprendente, es que alrededor de este terraplén, no hay ninguna fuente natural. ¿Sera tal vez la condensación ?
    También escuchamos hablar de estanques de rocío en Inglaterra.Estos estanques artificiales fueron construidos en la Edad Media. En la noche la gente los vaciaba y en la mañana aparecían otra vez llenos de agua. Estas construcciones fueron hechas de manera muy simple : en las regiones secas cavaban estanques de diez metros de dimensión en forma de copa. Se cubría el fondo de esta copa con paja seca y arcilla ambas se amontonaban y se cubría de piedras. El estanque estaba listo para funcionar y empezaba a llenarse de agua sin necesidad de precipitaciones atmosféricas.
      En las islas Canarias, las cepas de viña son plantadas al centro de un agujero conico en la senizas volcanicas y la humedad necesaria par crecer es atribuida al rocío. Al parecer también, exitieron en la antiguidad condensadores de agua atmosférica. Estos son conocidos y desconocidos al mismo tiempo : conocidos a travez de mutiples leyendas, historias ; desconocidos porque actualmente, tenemos pocos documentos que pueden confirmar la verdad de estos hechos.
      Por el contrario, podemos afirmar la existencia de condensadores similares en el siglo XX. El Belga Achille Knapen, galardonado de la Sociedad de Ingenieros de Francia, contruyó en un año y medio, entre Julio 1930 et fines de 1931en Trans–en–Provence (Sur de Francia), una torre maciza con un pozo aéreo en el centro que llamamos « un pozo al revés », de nueve metros de alto et diez metros de diàmetro. La construcción fue abandonada : en la mejores noches el condensador solo recolectaba el equivalente de un recipiente (diez litros approximadamente).
   La idea le vino a causa de los trabajos del director de la Estación de física y de bioclimatología agrícolas de Montpellier (Francia), Léon Chaptal, quien contruyó en 1929 una pirámide de dos metros y medio de alto y tres metros de largo. En 1930, el condensador de Chaptal permitió recuperar cien litros durante los seis meses más calurosos, entre abril y septiembre. Esa cantidad de agua fue dividida en dos el año siguiente, ya que las condiciones fueron menos favorables.
    Léon Chaptal se inspiró de los resultados alentadores de la experiencia audiciosa del ingeniero ruso, Friedrich Zibold. A Féodosia, en Crimea, en el verano de 1900, durante la nivelación de su distrito forestal, Zibold descubrió grandes pilas cónicas de piedras de un volumen aproximado de 600 m3.
   En la mayoría de los casos, restos de tubos de barro cocido rodeaban esos tùmulos. Zibold propone la conclusión, que se revela falsa después, pero que da nacimiento a una construcción sorprendente, que esas pilas de piedras eran condensadores de rocío. El decide que los tùmulos encontrados servían para alimentar en agua potable a la antigua Féodosia.
     Para verificar su hipótesis, F. Zibold, construyó un condensador que funcionaba bajo las normas que el pensaba idénticas a de los antiguos condensadores. Para esta experiencia, Zibold eligió un lugar en la cima Tépé-Oba, cerca de Féodosia, a 288 metros de altura. El construyó un condensador de piedras en forma de copa, de 1,15 metros de profundidad de 20 metros de diámetro. La copa se llena de guijarros de 10 a 40 cm de diámetro, amontonados en forma de cono cortado de 6 metros de altura y 8 metros de diámetro en la cima. El condensador comienza a funcionar en 1912, y da hasta 360 litros de agua por día. Las experiencas se detienen en 1915 por la fugas en el pedestal. Demontado parcialmente, fue completamente abandonado. Actualmente solo queda una gigantesca copa de 20 metros de diámetro.
    Ahora lo sabemos, el condensador de rocío “ideal” es lo opuesto a las tesis de principios de siglo fundadas en las grandes construcciones. Debe ser ligero para que se pueda enfriar rápidamente en la noche. Es el análogo a la hierba del prado que cubierta de rocío constituye una importante fuente de agua para numerosos seres vivos, pequeños (insectos) o grandes (ovejas en Escocia, caballos en Namibia). Mismo en el desierto, algunas plantas se alimentan de agua por las hojas, gracias a este mecanismo.

   

Condensador de Zibold (Ucrania); 1912

Condensador de Zibold (1912)
en Féodosia (Ucrania) – maqueta

 

 

 

 

Condensador de Knapen (Francia); 1932

Condensador de Knapen (1932)
en Trans–en–Provence (Francia)

 

 

 

 

Condensador experimental de Vignola (Francia); 2000

Condensador experimental de Vignola (Córcega–Francia) – 2000

 

 

 

 

 

 

 

 

Perlas de rocío

Perlas de rocío 

 

 

 

Para contactarnos

.
 

 


Organización Por la Utilización del Rocío   (Asociación sin fines de lucro)  
P U R. Todos los derechos reservados.
Revisión: 2013
[ALTURA DE PÁGINA]

Para contactarnos